Izanagi e Izanami: la huida del infierno

<——continua de “la ira de Izanagi”

Al grito de la indignada Izanami acudieron los espíritus infernales, pero el astuto Izanagi lanzó a tiempo su corona al suelo y ésta, milagrosamente, se transformó en un racimo de jugosas uvas, que los espíritus se detuvieron a recoger; después volvieron a correr tras él, pero Izanagi lanzó las púas que quedaban en su peine, que ahora se convirtieron en brotes de bambú tiernos, y los espíritus volvieron a detenerse, recogiéndolas con gulas; pero los brotes se acabaron y los espíritus siguieron en pos de Izanagi, ahora acompañados de los ocho dioses del trueno, al mando de una horda de mil quinientos demonios que la humillada Izanami, había mandado en auxilio de los estúpidos espíritus.

Izanagi, sin dejar de huir, blandía la espada a su espalda, matando a todo el que se acercaba demasiado, y asi prosiguió hasta llegar a Izumo, donde está la boca del infierno, en donde pudo recoger tres melocotones maduros que arrojó contra sus muchos perseguidores, consiguiendo ponerlos a todos en fuga. Agradecido, Izanagi paró, tomó aliento y habló a los melocotones que le habian salvado la vida: al igual que habéis ayudado a Izanagi, ayudad a los humanos del Japón cuando estén necesitados de auxilio. En ese momento, los melocotones, quedaron convertidos en frutos divinos.

Pero la propia Izanami se habia puesto tan furiosa al ver que todos le fallaban, que ella misma salió para acabar con el que fuera su marido en vida, porque ahora ya no era la esposa, sino que se habia transformado en la mayor diosa del infierno, pero el veloz Izanagi supo cerrar la entrada al infierno con una enorme roca, pero no totalmente, de modo que cuando llegó Izanami, ella aun pudo todavia amenazarle, anunciando que se vengaria de él matando en un solo día a mil humanos; pero Izanagi no se inmutó ante las tremendas palabras de Izanami y le respondió que si ella mataba a mil hombres, él haría nacer a otros mil quinientos, y tapó del todo la entrada con la divina roca, la que impide la entrada en la casa de los muertos.

———continuará en “Izanagi da vida a nuevos dioses—->

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: