Cuidados de bonsai

Es conveniente cultivarlos en el exterior durante todo el año. En el caso de las especies tropicales y subtropicales, éstos han de protegerse de las temperaturas bajas durante la época más fría, protegiéndolos en un invernadero frío muy bien iluminado. En todo caso, si se cultiva en el interior de casa, debe estar lejos de fuentes de calor y junto a una ventana muy luminosa, sin sol directo, sólo durante la época fría del año (otoño/invierno).

Riego

Se ha de regar cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y de forma abundante (hasta que salga por el drenaje). El riego puede ser necesario varias veces al día en verano o cada dos o tres días en invierno.

Se regará con regadera de agujeros finos, una primera vez humedeciendo la tierra por encima y una segunda vez al cabo de unos minutos, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta, hay que evitar el encharcamiento de la tierra.

Si se puede mejor usar agua de lluvía ya que es la mejor porque es la que absorben las raíces de los árboles en su estado natural. Si solo se puede usar agua de uso corriente se recomienda dejarla reposar como mínimo 24 horas, para que parte del cloro y otras substancias dañinas queden en el fondo del recipiente.

La pulverización de las hojas sólo debe emplearse cuando se haya aplicado un tratamiento fungicida preventivo en primavera y otro en otoño, de lo contrario aparecerán los hongos, especialmente si el cultivo es interior o invernadero.

Si la maceta está muy seca, o el agua no penetra bien en el suelo, hay que sumergir la maceta en agua y dejarla reposar unos minutos. Pero solo se debe usar en caso de emergencia y nunca como un método habitual de riego.

Abono

El más adecuado es el abono orgánico sólido para bonsái. Hay que abonar durante los períodos de crecimiento y formación de yemas (primavera y otoño). En período de reposo vegetativo, es preciso dejar de abonar, salvo que su cultivo sea interior. No se deben abonar plantas débiles o enfermas, ni durante los treinta días posteriores a un trasplante o poda.

Poda

Hay dos clases:

  • Poda de mantenimiento: Sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Para hacerlo se podan las ramitas cuando tienen 7 u 8 pares de hojas, cortando por encima de los 2 ó 3 primeros pares de hojas. Se han de quitar las hojas amarillas y los brotes del tronco.
  • Poda drástica o de formación: Consiste en podar el bonsái drásticamente para darle la forma que se quiere. La forma de poda más drástica es la que se realiza destinada a los ejemplares en escoba: cuando se quiere crear este estilo se debe cortar el tronco con una navaja afilada en bisel o cóncavamente para que las ramas que surjan lo hagan desde el mismo punto. Y para que éstas crezcan hacia arriba conviene rodear el corte con un cartón opaco que sobresalga unos 5 centímetros para que las ramitas se dirijan hacia arriba disimulando la cicatriz. En el corte se debe untar la herida con una hormona cicatrizante.

Trasplante

Cada vez que la tierra se haya agotado (cada 2 ó 3 años) es necesario trasplantarlos, dependiendo de la especie y situación de cada ejemplar. Se ha de recortar a la vez parte de las raíces y podar las ramas en una proporción similar. En general, suele hacerse al comienzo de la primavera, justo cuando las yemas están hinchadas pero los brotes aún no se han abierto, cortando entre 1/3 y 2/3 de las raíces, aunque puede haber casos en los que no sea necesario. Esta operación es delicada y si no se está seguro de que el bonsái sobreviva es mejor no podar las raíces o consultar con un aficionado o un profesional. En cualquier caso, el volumen de raíces que dejamos debe ser superior al volumen de copa o parte aérea.

Clasificación por estilo

De acuerdo con su estilo los bonsái se clasifican en:

  • Chokkan (japonés) – Es el clásico estilo vertical formal de tronco recto, con la usual silueta triangular.
  • Moyogui (japonés) – Estilo vertical informal donde se reconoce la silueta triangular pero el tronco es sinuoso.
  • Shakan (japonés) – Estilo de tronco inclinado no más allá de 45°, reconocible la silueta triangular.
  • Kengai (japonés) – Cascada, el ápice del tronco se encuentra claramente bajo el borde de la maceta. Es equivalente a un estilo vertical puesto cabeza abajo.
  • Han Kengai (japonés) – Semicascada, el ápice del árbol se encuentra debajo del límite superior del vaso pero por encima del fondo del mismo.
  • Fukinagashi (japonés) – “Barrido por el viento”. En este estilo se simula los árboles que han crecido en la cima de una montaña dominada por vientos fuertes que soplan siempre en la misma dirección. Toda la masa del árbol se encuentra inclinada hacia a un costado.
  • Neagari (japonés) – Raíces expuestas, usando cualquiera de los estilos de tronco descritos pero donde las raíces del árbol se encuentran visibles, usualmente sobre una roca. El tridente que se muestra en la primera imagen de este artículo corresponde a este estilo.
  • Bunjin (japonés) – Busca simular la caligrafía oriental, es de origen chino y se caracteriza por tener un tronco muy esbelto y una copa casi nula (solamente en el ápice del mismo).

Clasificación por tamaño

De acuerdo con su tamaño los bonsái se clasifican en:

  • Shito o Keshitsubo – Bonsái no mayor a 5 cm de envergadura, posible de transportar en la “punta del dedo”
  • Mame – De 5 a 15 cm de altura, posible de transportar en la “palma de la mano”
  • Komono – De 15 a 40 cm
  • Chumono – De entre 40 y 80 cm
  • Omono – 80 cm o más
Anuncios

5 comentarios

  1. genial tu post, me había regalado un bonsai pero no sabía cómo cuidarlo

  2. me gustaria aprender q realizar un bonsai me podrian indicar como hacerlo desde ya muchas gracias

  3. Holaaa!
    Soy una chika de mallorca soi PRIMERISIMA en esto la verdad k me gusta mucho esto del bonsai, me gustaria, ha poder ser, si me podriais decir alguna especie para los siguientes tipos de bonsai o k caraqteristicas deben cumplir para que sean de estos:
    Shito o Keshitsubo – Bonsái no mayor a 5 cm de envergadura, posible de transportar en la “punta del dedo”

    Mame – De 5 a 15 cm de altura, posible de transportar en la “palma de la mano”

    Komono – De 15 a 40 cm

    Chumono – De entre 40 y 80 cm

    Omono – 80 cm o más

    La verdad es que no los conocia pero me parece mui interesante i me hace mucha ilusion, necesito un profesor en estos temas si a alguien le interesa ayudarme le estaria mui gradecia puesto que no tengo ni idea… i cuando digo que no tengo ni idea esque pa no saber me viene justo saber como se riega… Un besitoo des de Mallorca
    Mary.

  4. hola me regalaron un bonsai y no se como cuidarlo es una palmera preciosa creo que tiene 5 años y no se que hacer tampoco me gustaria que por mi culpa e ignorancia le pasara algo es tan hermosa que puedo hacer ayudenme porfis de antemano muchas gracias

  5. Que perfectamente explicado que esta todo, creo que no le falta nada, está completisimo el informe sobre lo referente a bonsai. Me gustan mucho y tengo dos. Ahora manos a la obra, y a cuidarlos como se debe. gracias.besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: