La guerra del Bakumatsu

Bakumatsu no douran (levantamiento del fin del régimen del Shogun)

Tokugawa Ieyoshi

 

El autentico poder político y militar desde el siglo X en Japón, había estado en manos del shogun, primero en la familia Kamakura (1192-1333), en la familia Ashikaga después (1336-1573) y en la familia Tokugawa desde 1603, después de una cruenta guerra civil que terminó con las victorias de Oda Nobunaga primero (ver biografia) y Toyotomi Hideyoshi a la muerte del anterior. Ambos sentaron las bases de lo que seria el shogunato Tokugawa, cuyo fundador, Ieyasu, fue amigo y compañero de armas.

En el año 1853, el comodoro Perry llegó a las costas de Japón con una flota de barcos de guerra estadounidenses para obligar al shogun Tokugawa Ieyoshi a firmar el tratado de Kanagawa y así romper definitivamente el periodo de aislamiento que había mantenido a Japón al margen del mundo.

Con el tratado de Kanagawa -que garantizaba al apertura de los puertos de Shimoda y Hakodate a naves estadounidenses, el buen trato a los náufragos de este país y asignaba un cónsul, de Estados Unidos, por supuesto, en Shimoda, al sudoeste de Edo-, Japón se abrió comercialmente al mundo y entraron aires nuevos que fraccionaron la población samurai

Comodoro Mathew PerryPor un lado, los partidarios de la apertura, que se dieron cuenta que Japón no podría subirse al tren de la modernidad si no abandonaba el régimen feudal, algo que solo podría conseguirse si se derrocaba a los Tokugawa para devolver el poder al Emperador, un mero títere durante muchos siglos. Por otro lado, los que veían en esa apertura un peligro inminente para la continuidad de las tradiciones y la cultura autóctona, y sobre todo, la pérdida de los privilegios de la casta de los samuráis, que ya no serían necesarios si los cambios seguían adelante.

Durante este tiempo el clan Choushuu se estableció en la región de Honsuu. Allí dio forma a un ejercito reuniendo a los campesinos y proporcionándoles armas e instrucción militar similar a la occidental, enfrentándose así al monopolio militar de los samuráis. El shogunato comenzó a buscar alternativas al sistema bakufu (gobierno militar) y comenzó a competir con otros daimyos por el favor de la corte imperial, que estaba recuperando su influencia perdida. El objetivo del shogun era crear un gobierno formado por el shogun y el emperador; sin embargo, varios clanes como los de Choushuu y Satsuma, lo que buscaban era que el emperador recuperase todo su antiguo poder. En 1863, Kido Takayoshi y otros samuráis y nobles pro imperiales, convencieron al emperador para que ordenase expulsar a los extranjeros. Solo el clan Choushuu abrió fuego contra los barcos extranjeros y tras estos incidentes el shogunato ordenó perseguir a los extremistas que se ocultaban en Kyoto, ciudad donde residía la corte imperial.

Pero todavía había muchos lideres que no tenían intención de ceder su podere. Así fue como quedaron definidas las dos facciones del conflicto, por un lado los partidarios de la reforma y por otro los fieles al Shogun de la dinastía Tokugawa.
De esta forma el gobierno se vio forzado a crear un grupo policial para Kyoto, cuya principal tarea sería enfrentarse a los Hitokiri (asesinos) de la rebelión, los cuales acabarían llamándose Ishin Shishi (Patriotas de la Restauración).
La nueva policía de Kyoto estaba formada por unos 200 hombres, la mayoría ronin (samurai sin señor); sin embargo, la mayoría de estos hombres estaban en realidad a favor de la revolución, y así de todo este grupo solo quedaron 20 hombres verdaderamente fieles al Shogun y que fueron conocidos como los Shinsengumi (El Grupo de los Nuevos Elegidos). Su violencia y frialdad hizo que también se les conociese como Miburo o Lobos de Mibu (Mibu era el lugar donde residían).

Meiji TennoEn 1864, los Shinsengumi capturan a un rebelde y tras torturarlo descubren que el clan Choushuu se iba ha reunir el 8 de julio en la posada Ikedaya, para coordinar un ataque cuyo objetivo era incendiar toda la ciudad de Kyoto. El Shinsengumi ataco la posada, mato a 16 lideres de la rebelión y capturo a 20 más.

Tras la muerte de Iemochi Tokugawa, a causa de una enfermedad en 1864, Yoshinobu Tokugawa se convirtió en shogun y junto con sus consejeros llegaron a la conclusión de que había que realizar cambios en el sistema de gobierno, y pronto. Así fue como el 9 de Noviembre de 1867, Yoshinobu dimitió como shogun, pero se mantuvo como máximo poder al mando de un consejo de daimyos.

Alarmados por este acto, los clanes de Choushuu y Satsuma, bajo el liderazgo de Saigo Takamori, Kido Takayoshi y Okubo Toshimichi, tomaron el palacio el 3 de enero de 1868 y proclamaron la restauración.

Los seguidores de los Tokugawa fueron finalmente derrotados en la guerra de Boshin, y finalmente en 1869 los Tokugawa aceptaron los términos para su retirada, términos decididos por el nuevo gobierno. Así comenzó la Era Meiji, llamada así en honor del joven emperador Meiji Tenno.

2 comentarios

  1. esto es sacado del anime o en verdad sucedio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: